Oración y meditación

Oración y meditación

« Dios, ¿por qué no oigo de ti? »
« ¡Hay tanto ruido a tu alrededor! y cuando vienes a mí sólo das instrucciones, no escuchas! »

Siempre que quieras respuestas, necesitas salir del mundo, retirarte en silencio y escuchar, meditar.

Visión

La visión la da Dios. Los deseos los da el mundo.

Anota tus deseos: puedes terminar con páginas. De acuerdo.
Discierne los deseos de tu corazón y descarta el resto.

Todos los deseos de tu corazón son la voz de Dios.

El deseo más profundo que surge una y otra vez durante años es Tu Visión.
El deseo de cambiar una situación en tu mundo.
Cualquier cosa que haga enojar tu corazón, naciste para resolverla.

¡Los pensamientos del justo son correctos!

Sólo confía en tus pensamientos cuando provengan de tu corazón, alineados con los Principios y tus valores.

El mayor enemigo de lo justo es el bien

Encuentra y conoce lo que es adecuado para ti. Apégate a ello.
No te distraigas ni siquiera para hacer el Bien. Puede ser bueno, pero eso no significa que sea correcto.

La mayoría somos demasiados inteligentes para hacer a drede lo que no es correcto y demasiado buenos para hacer el mal. La tentación que nos desviara de lo justo la mayoría del tiempo vendra de un bien.

SUSCRIBE A LA NEWSLETTER
Y recibe notificaciones cuando se publica un nuevo articulo
Comparte en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBE A LA NEWSLETTER
Y recibe notificaciones cuando se publica un nuevo articulo
Scroll al inicio